Ejercicios para que tus piernas se tonifiquen rápidamente

Lograr que tus piernas se torne en rápidamente no es algo imposible, sólo es una cuestión de disciplina y de constancia; recuerda que nada en la vida va ser fácil, la gran mayoría de cosas en las que se te ofrece grandes resultados a cambio de pequeños esfuerzos, ya sabes que son una mentira, como los negocios de internet y cosas parecidas.Ejercicios para que tus piernas se tonifiquen rápidamente

Sabiendo que estás consciente de dar un paso adelante y para ello hacer la milla extra, te hemos traído tres ejercicios que harán que tu rutina de piernas sea mucho más fructífera de lo normal y te harán recordar que para la imaginación no hay límites y es perfecto aplicar eso en hacer diferentes ejercicios para moldear tu cuerpo.

  • Uno de los músculos menos trabajados en las piernas es el femoral, básicamente la parte trasera de tu pierna, casi todo el mundo la trabaja en una única máquina, acostados boca abajo y con ambas piernas halando de un rodillo, pero ahora te mostraremos el ejercicio femoral de pie, que te exige mucho más, pues levantaras el peso con una sola de tus piernas y con menos impulso que el que te ofrece estar acostado boca abajo. Sólo debes posar tu pecho sobre la máquina, tu pierna delante del rodillo y encogerla con fuerza, no necesariamente tienes que tocar tus glúteos con el rodillo, pues eso haría un punto de rebote que te daría descanso de bajar el peso tu mismo despacio.
  • Hablando siempre de este importante músculo que es el femoral, vamos a buscar la máquina en la que se trabaja estando sentados, básicamente es una silla en la que te debes sentar con las piernas estiradas y dejarlas puestas sobre un rodillo. Hala el rodillo hacia ti sin encoger al 100% las piernas, para que no tengan un descanso al final del recorrido; este ejercicio, aunque se parezca al que se hace en la camilla boca abajo, exige más pues tiene un punto diferente de apoyo y tu impulso no está en realidad en todo tu cuerpo, sino que llega como máximo hasta tus glúteos.
  • El último ejercicio que te mostraremos lo puedes modificar de las maneras que quieras con tu creatividad, pues es lo bueno que ofrecen las poleas, que se puede modificar sus posiciones y hasta sus agarraderas; debes llevar la base de la polea hasta el piso y agregarle una agarradera en la que puedas meter tu pie, preferiblemente de tela para no lastimarte; párate de lado frente a las poleas no de frente, y pon la agarradera en la pierna que tienes más lejos de las poleas. La pierna que tienes cerca es la base y la otra la debes estirar y cuidar que cuando la regreses a su posición sea despacio y no con el impulso del peso.

Como te das cuenta, este ejercicio es mucho más complicado y por eso está al final, hazlo con las mismas repeticiones que los anteriores para que el trabajo sea íntegro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *