En que consiste la solubilidad del yodo

yodoEl objetivo es demostrar que hay sustancias que tienen preferencias por disolventes no acuosos y en efecto de la temperatura en la solubilidad. La solubilidad es la capacidad que tiene una sustancia de disolverse en otra; esta capacidad depende de los siguientes factores: la naturaleza o propiedades del soluto y del disolvente, la temperatura y la presión; ese último factor afecta principalmente los sistemas gaseosos.

La solubilidad de un gas en un líquido disminuyo cuando aumenta la temperatura. Por otra parte, la solubilidad  de un gas en un líquido, a una determinada temperatura, es directamente proporcional a la presión que ejerce el gas.

La solubilidad de un sólido en un líquido, por lo general, aumenta cuando se incrementa la temperatura; existen algunas excepciones como el cromato de calcio que se disuelve mejor en agua fría.yodo3

Conocer la solubilidad de las sustancias es importante para realizar muchos de los procesos que emplean los químicos. Por ejemplo, gran cantidad de reacciones se llevan a cabo con sustancias en solución, por lo que es necesario elegir de manera correcta el disolvente para que no afecte desfavorablemente la reacción.

Otras ocasiones, para efectuar la purificación o separación de mezclas, se emplea algún disolvente adecuado que disuelva solo la sustancia que se desea obtener y luego se separa el solvente por algún método físico, como puede ser la evaporación o la destilación.

Materiales para la solubilidad

  • 1 probeta de 50 a 100 ml
  • 1 anillo metálico
  • 1 agitador
  • 1 tela de alambre con asbesto
  • 1 vaso de precipitados de 100 ml
  • 1 mechero de bunsen
  • 1 soporte universal
  • 1 termómetro

Sustancias

  • 2º ml de aceite
  • 100 ml de agua
  • 0.5 g de cristales de yodo
  • 20 ml de tetracloruro de carbono o Dicloruro de metilenoyodo2

Procedimiento a seguir

  1. En una probeta de 25 ml, vierte 10 ml de tetracloruro de carbono; agrégale 10 ml de agua. Observa y anota.
  2. Agrega a la probeta 8 ml de aceite. Observa y escribe.
  3. Escoge los cristales de yodo más pequeños y déjalos caer con cuidado dentro de la probeta.
  4. Fíjate en lo que pasa.
  5. Agita suavemente la mezcla de la probeta con el agitador. Observa lo que ocurre.
  6. Toma los cristales de yodo sobrantes y trata de disolverlos en 80 ml de agua; para ello usa el vaso de precipitados y agitador de vidrio. Toma la temperatura inicial del agua y anota lo que observas.
  7. Retira cualquier vestigio de disolventes inflamables de tu mesa.
  8. Coloca el anillo en el soporte y sobre el la tela de alambre. Prende el mechero y calienta la mezcla de yodo en agua.
  9. Toma valores de temperatura cada 2 minutos y observa que ocurre con el yodo.
  10. Haz tus anotaciones que consideres necesarias.yodo1

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *