Has que tus hijos ayuden en los oficios domésticos

Has que tus hijos ayuden en los oficios domésticosEn las escuelas para padres,  desarrolladas en las escuelas se les pide a los papás de los niños que les pongan quehaceres domésticos, para que formen parte de la ayuda a sus padres. A muchos padres eso no les parece una buena idea o tienen una empleada de servicio que hace todo por ellos. Se trata de trabajos domésticos que no ponen en peligro la vida de los niños, sino más bien los hace sentirse útiles como parte  importante de lo que se hace en el hogar.

Razones por las cuales es bueno que los niños colaboren en las tareas hogareñas

El hogar es el lugar donde los niños se desarrollan, se experimentan en hacer cosas nuevas. Si decimos a nuestros hijos que no deben colaborar en nada en el hogar, entonces no aprenderán nada de la vida para cuando sean mayores. Decirle que colaboren en tareas pequeñas les hace sentirse útiles, de lo contrario, crecerán pensando que ellos no saben hacer nada y que con el pasar del tiempo se sentirán incapaces, ya que pensarán que para eso están otras personas para que hagan todo el trabajo por ellos. Es una forma de formarles el carácter, haciéndoles sentir útiles.Has que tus hijos ayuden en los oficios domésticos

Cuando les ponemos trabajo en casa les hacemos pensar que son necesarios y útiles para nosotros en las tareas cotidianas. A pesar que algunos niños, o más bien a la mayoría, no les gustan las tareas del hogar, tiene que saber que su ayuda es necesaria e importante. A medida que haga bien las cosas de la casa. Esto fortalecerá su autoestima, le hará que tenga más confianza en lo que puede lograr y en sus capacidades.

Es una forma de educarlos, el involucrar a los hijos en el quehacer diario, es darle oportunidades para que aprendan a hacerse responsables, hacerlos sentir útiles.Has que tus hijos ayuden en los oficios domésticos

Tareas en las que los puedes involucrar

Enséñale el valor del dinero, y a cuidar sus pertenencias. Otra cosa importante y sencilla es que sea ordenado y limpie su habitación. Motívalo a que se guarde la ropa limpia, como la sucia separándola y mantenga sus implementos escolares en su mochila. Si puedes estar pendiente de lo que lleva en su mochila, pero, no puedes hacer el trabajo que le corresponde a tu hijo. Facilítale las cosas en lo que sea posible. Oblígalo que ayude levantando los trastes en los que ha comido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *