¿Niños más inteligentes? Ahora puedes lograrlo

Siempre nos hemos preguntado si es posible generar mayor inteligencia a los niños o si solo es cosa de suerte. Por suerte para los padres existen algunos métodos que logran generar un mayor desarrollo psicomotor logrando mayor inteligencia, esto recibe el nombre de estimulación temprana.

La estimulación temprana es un conjunto de técnicas y actividades con bases científicas, empleadas para desarrollar al máximo capacidades cognitivas físicas y psíquicas desde los 6 meses de gestación hasta los 6 años de edad el tiempo donde el infante adquiere una mayor capacidad neuronal para la adquisición de funciones básicas, razón por la que es la etapa para que el niño desarrolle mejor las funciones cerebrales.

La estimulación temprana se enfoca en cuatro áreas especiales: cognitiva, motriz, lenguaje y socio-emocional.

1345053547
¿Cómo realizar los ejercicios para la estimulacion?

Es importante tener en cuenta que estos ejercicios se deben realizar por etapas comprendidas en la edad del menor: 6 meses de gestación hasta los 0 meses de vida.
Ejercicios simples como leer diariamente un cuento, escuchar música clásica relajante, hablar claramente al bebe y expresarle tu amor con caricias y palabras dulces, estimulan la actividad cerebral logrando un mayor desarrollo.

De 0 a 6 meses de vida

En esta etapa se debe motivar el área motriz sin descuidar el área intelectual, ejercicios como: acariciar su espalda para enderezar el tronco y la cabeza, mientras te sujeta los pulgares levántalo un poco para motivar su fuerza, cuando balbucee o haga sonidos háblale con cariño y sonríele, acarícialo por todo el cuerpo con un pincel o una pluma, estos ejercicios generan mayor motricidad.

Desde 6 meses hasta 1 año

Concentrar este tiempo en la estimulación de la percepción sensorial y cognitiva, ejercicios como: lograr que el momento de la comida el niño lo entienda como tal, ese debe ser el momento solo para concentrase en la alimentación; durante el baño estimular la gimnasia pasiva y con palabras enseñarle sobre cada parte de su cuerpo, dejar que el niño juegue libremente con objetos agradables y no dañinos para él, enséñale libros, usa música relajante.

De 1 a 6 años

Durante este tiempo ya debemos realizar ejercicios donde se estimulen los sentidos, probar con diferentes sabores, olores, texturas y colores sin descuidar las demás áreas de estimulación, hablarle claro al niño logra generar en el mayor confianza y mejor capacidad de expresión.

images

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *